Colombia se encuentra en mora de adoptar  las Normas Internacionales de Contabilidad, aunque el proyecto ha cobrado una gran importancia con la aprobación de la ley 1314 de 2009 donde se establece la directriz del gobierno de avanzar hacia los estándares internacionales de contabilidad y auditoría.

Colombia es la 'isla' en Latinoamérica en materia de Normas Contables, al punto que incluso Venezuela le lleva una ventaja.

En entrevista con la Revista +MisiónPyme, Juan Antonio Colina, socio de la Firma PricewaterhouseCoopers - PwC explica qué implican tales normas  para la economía y las empresas y quiénes deberán ajustarse al nuevo modelo que busca información financiera clara para tomar decisiones.



+MisiónPyme: ¿En qué consisten las Normas Internacionales de Contabilidad?

Juan Colina: Son normas contables sofisticadas y exigentes en el desglose de la información, y tienen por objetivo reflejar la realidad económica de las transacciones. En especial están orientadas a los mercados de capitales. Su intención también es proporcionar un marco que garantice transparencia y favorezca las comparaciones de datos. En el mundo se entendían como una mejor práctica, pero con la globalización se hizo necesario hablar en un solo lenguaje contable y por ello se crearon unas nuevas bases denominadas  International Financial  Reporting Standards (IFRS). El contexto contable sigue siendo el mismo pero ahora se dan instrucciones diferentes y el nivel de regulación es mucho más exigente, con lo cual se busca que un lector de estados financieros de cualquier país pueda entenderlos.

+MP: ¿Cuáles son las bondades de estas normas para la economía nacional y las empresas?

J.C: "La información es la sangre que da vida a los mercados de capitales", dice un famoso libro, y su eficacia depende de su disponibilidad, transparencia y que se dé en los tiempos oportunos. No sólo la exigen inversionistas o analistas. Los interesados también son trabajadores, proveedores, clientes y entidades de crédito, porque todos necesitan información de la mejor calidad para basar en ella sus decisiones. En particular, pensando en las empresas las IFRS son clave porque utilizan un lenguaje mundial para comunicar su información financiera, que les ayuda a acceder a mercados, reducir gastos y posicionarse como empresas internacionales. Les permiten también compararse con sus competidores y a los inversionistas confrontar resultados. Las empresas que no sean comparables o no puedan serlo -porque la legislación nacional lo impide-, quedarán en clara desventaja y reducirán sus posibilidades de atraer capital y crear valor.

+MP: ¿Cuál es la problemática de Colombia en esta materia?

J.C: El primer impacto con el que se encuentra un inversionista o un analista de crédito es que no se entienden los estados financieros y contables. La calidad de la información es muy pobre, el nivel de revelaciones es mínimo o nulo. Los bancos locales por ejemplo, tienen que depurar los balances para proceder a hacer los análisis respectivos. Muchas partidas no se contabilizan. Un factor determinante para que esto ocurra es que nuestra contabilidad está reglamentada por decretos y cada ente de control (SIC, Superfinanciera, DIAN) es libre de promulgar normas. Entonces lo que tenemos es un mix que el contador debe conocer. Además, el decreto 2649, que reglamenta la contabilidad aceptada en Colombia, tiene más de 10 años, mientras que las IFRS son flexibles y anuncian instrumentos nuevos permanentemente.

+MP ¿Es decir que los negocios se están complicando por no tener IFRS?

J.C: Sí, eso está sucediendo, y hasta con nuestros vecinos los venezolanos, no nos entienden y están exigiendo información en IFRS. Lo que están haciendo las empresas colombianas para resolver el tema es llevar una doble contabilidad, lo que se vuelve un costo porque la situación las obliga a tener procesos diferentes.

+MP ¿Qué se está haciendo para avanzar en la adopción de las normas internacionales?

J.C: Hay varias iniciativas de organizaciones de contadores y firmas especializadas que han apoyado la adopción de las normas. Con la aprobación de la ley 1314 de 2009 se establece la directriz del gobierno de avanzar hacia los estándares internacionales de contabilidad y auditoría poniendo como fecha límite de conversión para las empresas de servcios públicos el año 2012. El hecho es que ya estamos muy retrasados con el asunto. Frente a nuestros países vecinos, por ejemplo, somos la isla. Perú, Uruguay, Brasil, Argentina, Ecuador, y Venezuela ya están avanzados en la tarea.

+MP: ¿Qué implica el cambio?

J.C: Renovar el marco legal de la contabilidad en el país. Además porque las normas están en inglés, lo que implica profesionales con más competencias. La otra opción es adoptar la versión en castellano que generalmente tiene un año de atraso con relación a la original, pero sería un buen comienzo. También implica cambiar el software de información, que las universidades preparen a los estudiantes en ese sentido... En fin no es un asunto de contadores sino de administración.

+MP En este panorama, ¿cuáles son las perspectivas?

J.C: No hay muchas opciones, las IFRS van a entrar, y van muy de la mano con las ambiciosas políticas de comercio internacional e inversión extranjera que tiene el gobierno. Es imposible que Colombia se mantenga al margen. El mensaje para los empresarios es que no hay opción y es el momento de actuar. Pero ojo, no significa solamente cambiar los números, ni es un ejercicio de los directores financieros. Significa que todos los integrantes de la organización deberán aprender un nuevo lenguaje, una nueva manera de trabajar. Ello supondrá cambios que repercutirán en todos los aspectos de su actividad, desde las relaciones con los inversionistas hasta los procedimientos cotidianos, y que pueden afectar la viabilidad de algunos productos, e incluso la rentabilidad.

PwC ayuda a las organizaciones y personas a crear el valor que están buscando. Somos una red de firmas presente en 158 países, con más de 250.000 personas comprometidas a entregar calidad en los servicios de Auditoría, Impuestos y Consultoría. Cuéntanos lo que te importa y encuentra más información visitando nuestra web: www.pwc.com.

© 2019 PricewaterhouseCoopers. PwC se refiere a las Firmas colombianas que hacen parte de la red global de PricewaterhouseCoopers International Limited, cada una de las cuales es una entidad legal separada e independiente. Todos los derechos reservados.