Ruth Preedy, de Servicios de Asesoramiento de Contabilidad, analiza las decisiones de aplicación de la AEVM 2014 en relación con la NIC 36.

La primera mitad de 2015 se ha caracterizado por un aumento de la volatilidad en los mercados globales. Este entorno económico podría conducir a la revisión de presupuestos y previsiones con una expectativa de flujos de efectivo más bajos de los activos no financieros existentes. Con el monto del margen o espacio libre disminuyendo, los reguladores han puesto el deterioro en un lugar destacado en las agendas. Entonces, ¿en qué es en lo que se enfocan? Este artículo se basa en una revisión de las decisiones de aplicación de la ESMA (Autoridad Europea de Valores y Mercados) de 2014 en relación con la NIC 36.

Hubo tres temas comunes que salen de las decisiones de aplicación de 2014:

1) Los flujos de efectivo deben ser razonables y sustentables.

2) La tasa de descuento utilizada debe ser determinada de acuerdo con la norma.

3) Los requisitos de revelación a menudo se pasan por alto.


Los flujos de efectivo deben ser razonables y sustentables

Los supuestos en los modelos de flujo de efectivo deben ser razonables y sustentables. Deben representar la mejor estimación de la administración de las circunstancias económicas que prevalecerán durante la vida útil restante del activo o la unidad generadora de efectivo (UGE). Se debe dar mayor peso a la evidencia externa. Es importante que todas las suposiciones sean consistentes con los otros datos.

Los reguladores considerarán diferentes datos para entender si los supuestos revelados en los estados financieros son sustentables. Por ejemplo, los reguladores realizarán comprobaciones cruzadas, teniendo en cuenta la información sobre lo que está sucediendo en el mercado, la industria, y otras áreas de los estados financieros y el desempeño pasado.

Datos del mercado

Si una unidad generadora de efectivo es una inversión que tiene un precio de cotización, un regulador comprobará si su valor razonable es igual al precio de las acciones, multiplicado por la cantidad de acciones. Cuando los emisores han argumentado que su precio por acción no está activo porque las acciones no se negocian a diario, los reguladores han vuelto a la carga.

El valor de uso y el valor razonable, menos los costos de disposición, pueden ser diferentes para una entidad cotizada. Sin embargo, una diferencia significativa requerirá una justificación fuerte para que cualquier regulador lo acepte. ¿Por qué el mercado ve algo diferente a la administración? Tal vez ya ha fijado el precio del deterioro en su visión de la entidad.


Seguir leyendo: http://www.pwc.com/ia/es/publicaciones.html

Fuente: PwC - Interamericas.




PwC ayuda a las organizaciones y personas a crear el valor que están buscando. Somos una red de firmas presente en 158 países, con más de 250.000 personas comprometidas a entregar calidad en los servicios de Auditoría, Impuestos y Consultoría. Cuéntanos lo que te importa y encuentra más información visitando nuestra web: www.pwc.com.

© 2019 PricewaterhouseCoopers. PwC se refiere a las Firmas colombianas que hacen parte de la red global de PricewaterhouseCoopers International Limited, cada una de las cuales es una entidad legal separada e independiente. Todos los derechos reservados.