Un período prolongado de tasas de interés muy bajas ha sacado a relucir algunas interesantes (y únicas) cuestiones contables. Estas cuestiones no solo afectan a los bancos, sino a todos los prestatarios, y los prestamistas podrían verse impactados. Actualmente, el Comité de Interpretaciones está examinando varias de esas cuestiones. Gabriela Martínez, de Servicios de Asesoramiento de Contabilidad, examina más detenidamente las implicaciones de las tasas de interés negativas.

Hace unos años, la idea de las tasas de interés negativas no estaba en el radar de nadie. La reciente crisis financiera ha visto a los bancos centrales, en particular en las economías desarrolladas, luchando contra la deflación y la recesión mediante la reducción de las tasas de interés. Esas políticas, especialmente en Europa, han llevado a ciertos rendimientos del gobierno y de deuda corporativa hasta niveles mínimos históricos. En ciertos casos, las tasas de interés han pasado a territorio negativo. Por ejemplo, un bono del Gobierno alemán con un cupón bajo podría venderse en una subasta en un premio. Por lo tanto, el rendimiento real es negativo.

Las tasas de interés negativas son importantes para todas las entidades que piden prestado o prestan dinero, ya que podrían introducir una volatilidad significativa en los estados financieros de una entidad bajo las NIIF. Algunas de las posibles consecuencias se consideran a continuación.

Coberturas

Las entidades suelen utilizar derivados para cubrir la exposición al riesgo, tales como riesgo de tipo de interés. Es importante examinar más de cerca para entender los efectos potenciales que las tasas de interés negativas podrían tener en la relación de cobertura.

Consideremos un escenario de cobertura de flujos de efectivo. La partida cubierta es deuda emitida a un tipo de interés variable (de la deuda), que contiene un suelo de 0% (véase el análisis de los derivados incorporados –implícitos– que sigue). La deuda fue emitida cuando las tasas de interés no fueron negativas y el suelo no se contabiliza por separado. El instrumento de cobertura es una permuta (swap) de tasa de interés, que no contiene una duplicación de cero por ciento integrada.

Cuando las tasas de interés quedan en negativo, no hay flujos de efectivo por intereses derivados de la deuda para compensar las de la permuta (swap) de tasa de interés. Esto da lugar a la ineficacia de la cobertura. Una entidad debe evaluar si el nivel de ineficacia impediría la continuación de la contabilidad de cobertura. Si se descontinúa la contabilidad de cobertura, los cambios sucesivos del valor razonable de la permuta (swap) de tasa de interés se contabilizaría en el resultado del ejercicio, lo que resultaría en la volatilidad...

Seguir leyendo:http://www.pwc.com/ia/es/publicaciones.html

Fuente: PwC - Interamericas.

 



PwC ayuda a las organizaciones y personas a crear el valor que están buscando. Somos una red de firmas presente en 158 países, con más de 250.000 personas comprometidas a entregar calidad en los servicios de Auditoría, Impuestos y Consultoría. Cuéntanos lo que te importa y encuentra más información visitando nuestra web: www.pwc.com.

© 2018 PricewaterhouseCoopers. PwC se refiere a las Firmas colombianas que hacen parte de la red global de PricewaterhouseCoopers International Limited, cada una de las cuales es una entidad legal separada e independiente. Todos los derechos reservados.