Imprimir
El Grupo de Recursos de Transición para el deterioro de instrumentos financieros examina de nuevo los temas sobre la aplicación de la NIIF 9.

 Se siguen discutiendo los asuntos relacionados con la aplicación del deterioro.

El ITG discutió temas relacionados con el aumento significativo en el riesgo de crédito, el uso de los cambios en el riesgo de un incumplimiento que se produce en los próximos 12 meses como una aproximación de los cambios durante toda la vida del riesgo de un incumplimiento, la medición de las pérdidas crediticias esperadas para las líneas de crédito revolventes e información prospectiva.

El personal acordó discutir el alcance de la excepción a las condiciones contractuales en la NIIF 9 con el IASB.

El ITG discutió cómo la entidad debe estimar detracciones futuras en las líneas no utilizadas de crédito cuando una entidad tiene una historia de permitir que los clientes superen sus límites de crédito establecidos contractualmente en sus sobregiros y otras líneas de crédito revolventes.

El ITG reafirmó que la excepción a los términos contractuales de la NIIF 9 es específica para el período contractual y no podría extenderse hasta el límite de crédito contractual.

Sin embargo, algunos miembros de ITG señalaron que los requisitos de la norma darán lugar a diferencias entre las prácticas de gestión de riesgo de crédito y la contabilidad. Además, no siempre está claro cuál es el “límite contractual”, por ejemplo, cuándo un contrato de crédito revolvente no tiene un límite. El personal del IASB acordó tratar estos puntos con el Consejo.

Los temas tratados con ninguna otra acción esperada.

Aumentos significativos en el riesgo de crédito

El ITG discutió cómo la entidad debe determinar si se ha producido un aumento significativo en el riesgo de crédito en dos escenarios particulares:

(a) una cartera de préstamos donde se aplican los precios y términos contractuales idénticos a los clientes a través de bandas de calidad crediticia amplias, por ejemplo, la mayoría de los préstamos al por menor; y (b) si una entidad puede utilizar los indicadores de comportamiento de riesgo de crédito como un sustituto para la evaluación de un aumento significativo en el riesgo de crédito desde su reconocimiento inicial.

El ITG acordó que si las entidades quieren utilizar el método establecido en el ejemplo ilustrativo 6 en la NIIF 9 -comparación con el máximo riesgo de crédito inicial- necesitan asegurar que los préstamos dentro de la cartera tengan el riesgo de crédito inicial similar, y que cualquier movimiento en la calificación crediticia dentro de esa agrupación no va a aumentar de manera significativa el riesgo de crédito. El ITG cuestionó si una agrupación de préstamos con las calificaciones de crédito de 1 a 5 en una escala de 10 grados cumpliría ese requisito.

 Cuando se utiliza la información de comportamiento, las entidades tendrán que demostrar qué es un indicador de un aumento significativo en el riesgo de crédito. La información de comportamiento suele basarse en información histórica, mientras que la NIIF 9 requiere el uso de la información con miras al futuro (prospectiva). Las entidades deben garantizar que cualquier indicador incluya toda la información razonable y soportable, incluyendo información prospectiva.

El uso de los cambios en el riesgo de incumplimiento que se producen en los próximos 12 meses al evaluar los cambios en el riesgo de por vida de un incumplimiento

Se le preguntó al ITG por sus puntos de vista sobre si, y en qué medida, sería necesario que una entidad llevara a cabo una revisión anual para determinar si las circunstancias siguen apoyando el uso de una aproximación de 12 meses de los cambios en el riesgo de por vida de ocurrir un incumplimiento.

Las entidades tendrán que realizar un análisis adecuado antes de concluir que los cambios en el riesgo de impago que se produzcan en los próximos 12 meses puedan ser utilizados como una aproximación de los cambios en el riesgo de por vida de ocurrir un incumplimiento. En cada fecha de reporte, las entidades tendrían que considerar si hubo algún cambio en las circunstancias que indicaría que una evaluación durante toda la vida es necesaria.

Información prospectiva

En el documento se pidió al ITG sus puntos de vista sobre:

(a) si la información prospectiva debe ser incorporada en revisiones por deterioro de manera diferente; por ejemplo, sobre una base de carteras individuales y/o sobre una base de entidades (para información macroeconómica); y (b) la forma de determinar la información prospectiva “razonable y soportable” sobre las cuestiones emergentes y eventos futuros inciertos, para ser incluida en la medición de las pérdidas crediticias esperadas.

Toda la información disponible debe ser considerada por la entidad para determinar si es relevante y debe ser tomada en cuenta. Los eventos que la administración cree que afectarán la evaluación del riesgo de crédito deben tomar en cuenta, incluso si hay una baja probabilidad de que ocurra el evento.

Sin embargo, cuando una entidad considera el resultado de un evento, en el contexto de si afecta a la evaluación del riesgo de crédito, como de naturaleza especulativa, y que tiene poco o ningún fundamento, entonces la entidad no debe tomar este evento en cuenta en su evaluación de las pérdidas de crédito esperadas.

El ITG concluyó que las entidades necesitarían gobernanza y controles adecuados en torno a sus procesos para considerar qué eventos se deben y no se deben considerar. Esto incluye la documentación de la justificación de sus decisiones y la divulgación adecuada en los estados financieros.

Guía del Comité de Basilea sobre la pérdida de crédito esperada

La guía está dirigida a los bancos internacionalmente activos utilizando el método basado en calificaciones internas (IRB). Se tendrá en cuenta la materialidad, asignaciones individuales y colectivas, aumento significativo en el riesgo de crédito, el uso de la opinión de expertos, la incertidumbre de medición y la información prospectiva. La guía limitará el uso de expedientes prácticos y no introducirá nuevos requisitos de revelación. Se espera que el documento final se emita antes de finalizar 2015.

 ¿Qué sigue?

La próxima reunión de ITG está prevista para diciembre de 2015. No hay reuniones programadas después de esa fecha. Sin embargo, el ITG estará preparado para recibir y discutir temas relevantes en 2016, si fuera necesario.

Seguir leyendo:http://www.pwc.com/ia/es/publicaciones.html

Fuente: PwC - Interamericas.