El IASB ha propuesto retrasar la fecha de vigencia de la NIIF 15 en un año al 1 de enero de 2018. Se espera un proyecto de norma sobre la fecha de vigencia en mayo de 2015, seguido de un proyecto de norma sobre otras aclaraciones en el tercer trimestre de 2015.

El IASB ha propuesto aplazar la fecha de vigencia de la NIIF 15 en un año al 1 de enero de 2018. El IASB, finalmente, ha contestado (u ofrecido una respuesta) a una de las preguntas más frecuentes sobre la nueva norma de ingresos, hasta ahora, con esta propuesta las entidades retendrán la opción de aplicar anticipadamente la norma.

Muchos no se sorprendieron por la decisión del IASB, especialmente, debido al voto del FASB el 1 de abril, donde también se propuso un aplazamiento por un año de la fecha de vigencia.

Las propuestas están sujetas a los requisitos del debido proceso de ambos consejos, que incluyen un período de comentarios públicos. Se espera que el IASB divulgue un proyecto de las normas para recabar observaciones al final de este mes con un período corto de comentarios para permitir a los consejos que finalicen sus decisiones en julio.

Las razones

El IASB decidió que era necesario el aplazamiento propuesto para proporcionar suficiente tiempo para aplicar efectivamente la nueva norma de ingresos. El personal del IASB citó varias razones para apoyar el aplazamiento, que incluye:

· mantener la misma fecha de vigencia con los PCGA de EE.UU.;

· proporcionar a las entidades suficiente tiempo para aplicar las modificaciones a la norma que pudieran ser propuestas;

· reconocer el retraso en la publicación de las normas finales (en mayo del año 2014 y no en el año 2013); y

· permitir que los preparadores y auditores tengan suficiente tiempo para resolver las cuestiones de aplicación.

La aplicación de la nueva norma constituye una importante tarea para muchas entidades. El aplazamiento propuesto no significa tiempo para poner más no a la obra. Cuanto antes se identifican las cuestiones de aplicación, lo más probable es que se pueda hacer algo para resolverlos.

Otras cuestiones de aplicación

El IASB y el FASB continúan discutiendo las cuestiones de la aplicación relacionadas con la nueva norma de ingresos. Los consejos estaban alineados sobre la necesidad de abordar la retroalimentación de las partes interesadas sobre las licencias, las obligaciones de desempeño y ciertos expedientes prácticos sobre la transición, pero no estaban de acuerdo con el enfoque. Se espera que el IASB recomiende más aclaraciones limitadas, mientras que los cambios del FASB sean más amplios.

El FASB también ha decidido proponer cambios en otras áreas, por ejemplo, guías sobre cobrabilidad y contraprestaciones no monetarias, y los nuevos expedientes prácticos para los servicios de envío y manejo, y presentación de impuestos sobre la venta recolectados por los clientes. Se espera que las discusiones conjuntas continúen en los próximos meses.

 Otra cuestión que está en juego es la de “principal” versus “agente”. Tanto el IASB como el FASB están todavía considerando posibles aclaraciones. El IASB tiene previsto, más adelante en este año, exponer un solo paquete de propuestas de enmiendas. Es probable que las aclaraciones ofrecidas por el FASB se divulguen por lotes, para recabar comentarios públicos, con la primera propuesta esperada durante el segundo trimestre de 2015. Para obtener más información, consulte “InTransition” (En Transición) que está disponible en Inform.

 

Fuente: PwC - Interamericas.

http://www.pwc.com/ia

Blogger invitada: Ruth Preedy, síguela en Linkedin

¿Cómo empezó todo?

Anteriormente cuando todo comenzó, cuando los dinosaurios habitaron la tierra y Luca Pacioli soñaba con la contabilidad de doble entrada, había un concepto conocido como ‘pooling’  (o centralización) y nadie sabía qué era la plusvalía. La teoría de la evolución simple dice que todas las formas de vida deben evolucionar, y fue por esto, que por medio de la NIC 22 el pooling fue erradicado y reemplazado por el método de adquisición. Y fue en este momento cuando se dio a conocer la plusvalía.

Los contadores conceptuales sostienen que pagar de más por un negocio no cumple con la definición de un activo. Por ahora, dejemos esto de un lado y aceptemos que el débito terminó en el balance general y que este débito fue llamado plusvalía.

Al principio, la elite de la contabilidad no sabía qué hacer con dicho débito por lo que se introdujo la amortización para que poco a poco fuera despareciendo. En su momento, la NIIF 3 fue emitida y con ella vino el concepto de una prueba de deterioro anual.

¿Qué pudo haber salido mal?

Las pruebas de deterioro representan el peor ejemplo del choque que puede haber entre la naturaleza humana y la contabilidad. Es como pedirle a un adicto al chocolate que explique por qué una ensalada sabe mucho mejor que una barra de chocolate. La NIC 36 exige que la gerencia prepare pruebas de deterioro. Estas pruebas deben estar basadas en pronósticos razonables y evidenciables de la Compañía aceptando que es posible que las cosas salgan mal. La gerencia, por su naturaleza, cree en la Compañía, cree en el crecimiento, y piensa que todas las cosas saldrán bien. La NIC 36 la obliga a ir en contra de ese optimismo inherente y a pensar en los malos tiempos.   

El IASB ha identificado este choque y otros problemas prácticos con las pruebas de deterioro como parte de la revisión post implementación de la NIIF 3. Algunos de los temas que atraen la atención incluyen:

·         Dificultades para alcanzar una tasa antes de impuestos (¿acaso no todo el mundo utiliza el Promedio Ponderado del Costo de Capital – WACC?)

·         Naturaleza artificial del Valor en Uso

·         Dependencia en las hipótesis subjetivas

·         Distribución de la plusvalía a Unidades Generadoras de Efectivo - UGE

·         El costo para realizar la prueba en comparación con el beneficio de los datos suministrados a los usuarios.

La aceptación del Consejo de que la NIC 36 necesitaba reformularse ‘un poco’ se aseguró un lugar en la agenda de investigación.  

El IASB también decidió incluir un Proyecto aparte sobre la contabilidad posterior de la plusvalía. Para quienes extrañan simplemente dividir en 20, las propuestas no van a ser tan sencillas. Una de las propuestas ha sido un método de amortización de balance creciente. ??? ¡Sí! Has leído correctamente. El FASB también está debatiendo la contabilidad posterior de la plusvalía y, si los rumores son ciertos, esto podría avanzar hacia un modelo de amortización.

¿En dónde estamos hoy?

Actualmente, la NIC 36 todavía exige que se hagan pruebas anuales de deterioro a la plusvalía y aunque tanto el deterioro como el tratamiento posterior de la plusvalía se han incluido en la agenda, no habrá cambios a corto plazo. Si el FASB va más rápido, esto podría llevar a una divergencia en la contabilidad entre las NIIF y los PCGA de los Estados Unidos. 

Los responsables de los estados financieros de las entidades deben efectuar los juicios necesarios para determinar si los derechos de uso transferidos en los contrato cumplen las condiciones para el reconocimiento de los bienes como un activo. A partir de esto un contrato en el que se transfiera a título gratuito todos los riesgos y beneficios durante la mayor parte de la vida útil del activo cumplirá las condiciones para ser reconocido como un activo (Ver por ejemplo: el párrafo 8 de la NIC 17 y el párrafo 23 de la NIC 20). No obstante, los elementos de infraestructura a los que la entidad concedente haya dado acceso al operador para los propósitos del acuerdo de servicio no se reconocen como propiedades, planta y equipo del operador (Ver párrafos 11 y 27 de las CINIIF 12).

En cuanto al valor del dinero en el tiempo a la cartera partiendo de la situación real del sector salud, se debe tener en cuenta que los principios para la medición inicial y posterior de los activos financieros están contenidos en la NIIF 9, NIC 39 o NIC 18, las cuales aplican para la entidad del Grupo 1 (decreto 2784 de 2012 y otras normas que lo modifican o adicionan). Si la entidad se clasifica en el Grupo 2, se aplicará lo establecido en la sección 11 y 23 de la NIIF para Pymes, normas que se están contenidas en el marco técnico normativo del Decreto 3022 de 2013.

De esta manera los activos y pasivos financieros deben ser medidos en el momento de su reconocimiento inicial por su valor razonable, en cual en la mayoría de los casos está representado por el precio de la transacción. Cuando los pagos son diferidos en el tiempo y el componente de financiación implícito en la transacción es importante, la entidad deberá reconocer inicialmente sus activos y pasivos financieros por su valor presente. En períodos posteriores, los activos financieros o pasivos financieros la medición dependerá de si la partida se clasificó como un activo financiero o un pasivo financiero al costo amortizado o un activo o pasivo financiero al valor razonable con cambios en resultados.

Fuente: INCP - CTCP Concepto 172
El CTCP indica que hasta la fecha final del período de transición (Diciembre 31 de 2014, para una entidad del Grupo 1 y 3, y Diciembre de 2015, para una entidad del Grupo 2), una entidad aplicará los principios contenidos en el Decreto 2649 de 1993.

Una entidad que sea clasificada en el Grupo 1 y que aplique el marco técnico contenido en el Decreto 2784 de 2012 y otras normas que lo modifican o adicionan, considerará lo establecido en la NIC 16 y en la NIIF 13.

Una entidad que sea clasificada en el Grupo 2 y que aplique el marco técnico contenido en el Decreto 3022 de 2013 y otras normas que lo modifican o adicionan, considerará lo establecido en la sección 16 de la NIIF para Pymes.

En conclusión, no existe en las NIIF ni en el Decreto 2649 de 1993 alguna disposición que obligue a que un tasador independiente tenga algún tipo de certificación en NIIF. No obstante lo anterior, la entidad deberá revelar la información sobre los métodos e hipótesis significativos que fueron empleados en la determinación del valor razonable, los tasadores independientes, también deberán considerar en la realización de los avalúos el marco de principios contenidos en los estándares internacionales de valuación.

Lo anterior también aplica para las mediciones de costo atribuido que una entidad realiza en su Estado de Situación Financiera de Apertura (Ver párrafos D5 y D6 de la NIIF 1 y el párrafo 35.10, literal c y d, de la NIIF para Pymes).

Fuente: INCP - CTCP Concepto 291


El CTCP, en cumplimiento del debido proceso previsto en la ley, pone en conocimiento del público la propuesta de enmienda a la NIIF 9.

Dicha propuesta y la información que la acompaña (Índice – Propuesta – Comunicaciones – Impactos – Comentarios – Documentos de investigación – Documento puesto en discusión – Planes de trabajo)  puede ser consultada haciendo clic en el siguiente enlace:

Fuente: INCP - Propuesta Enmienda 2015

PwC ayuda a las organizaciones y personas a crear el valor que están buscando. Somos una red de firmas presente en 158 países, con más de 250.000 personas comprometidas a entregar calidad en los servicios de Auditoría, Impuestos y Consultoría. Cuéntanos lo que te importa y encuentra más información visitando nuestra web: www.pwc.com.

© 2019 PricewaterhouseCoopers. PwC se refiere a las Firmas colombianas que hacen parte de la red global de PricewaterhouseCoopers International Limited, cada una de las cuales es una entidad legal separada e independiente. Todos los derechos reservados.